This site uses javascript, some functionality and content is not working if javascript is disabled


Si suben los precios, bajemos el consumo. ¡Es posible!

La ENERGÍA más barata es aquella que NO SE CONSUME

Aplicando técnicas de eficiencia energética en edificios existentes, es posible presionar sobre los precios de la energía a nivel global. A nivel particular los usuarios se benefician de una disminución del coste en su factura energética, además de conseguir una mejora del confort.

La mayor parte de los edificios en que habitaremos en 2.050 ya están construidos. Incluso, podríamos afirmar que gran parte de ellos se construyeron antes de la crisis del petróleo y con unos estándares poco acordes a las necesidades actuales y futuras de eficiencia energética.

Al rehabilitar un edificio, la correcta actuación sobre la envolvente será la base sobre la que asentar las nuevas necesidades energéticas. El potencial de mejora, en la mayoría de los casos, es muy superior al que la gente cree, consiguiéndose efectos adicionales como desaparición de condensaciones, moho, corrientes indeseadas, etc…

Por otro lado, el imparable y continuo ascenso del coste de las energías más habituales, nos lleva a replantear si éstas son las más adecuadas para determinados fines. El uso de renovables, puede ayudar a optimizar los costes finales.

Por todo ello, encontrar el punto de equilibrio entre una correcta actuación sobre la envolvente y la adecuada elección de los sistemas de generación de energía, es clave para garantizar un proyecto exitoso de Rehabilitación Energética Integral.