This site uses javascript, some functionality and content is not working if javascript is disabled


OBJETIVO 20-20-20

La Reglamentación nos exige y nos ayuda

La Unión Europea se ha marcado un objetivo: llegar en el 2020 a reducir un 20% la emisión de gases de efecto invernadero, generar un 20% de su oferta energética mediante energías renovables y reducir un 20%, mediante eficiencia energética, el consumo de energía. Para conseguir el objetivo 20-20-20, las instituciones gubernamentales europeas están desarrollando una importante actividad legislativa y redirigiendo sus políticas de subvenciones hacia la rehabilitación de edificios, ya sean públicos o privados.

La nueva reglamentación de Certificación Energética en Edificios Existentes, impulsará el sector promoviendo la rehabilitación como el vehículo para conseguir la eficiencia energética exigible. Así mismo, y a través de la puesta en marcha de la Inspección Técnica de los Edificios (ITE), en un futuro inmediato los edificios deberán pasar un examen ante la Administración en lo referente a la seguridad y eficiencia energética.

Según el RD 8/2011 de 1 de julio, se establece como obligatoria una Inspección Técnica (ITE) de los edificios de uso residencial y más de 50 años, situados en los municipios de más de 25.000 habitantes, salvo que las Comunidades Autónomas fijen una antigüedad u estándares poblacionales distintos.



La tendencia en ayudas está decidida

En la lucha contra la dependencia económica de los combustibles fósiles y las emisiones de CO2 , las instituciones gubernamentales juegan un papel fundamental. Existe una marcada tendencia por parte de los Gobiernos a adoptar medidas que reduzcan drásticamente las emisiones de CO2 y los elevados costes que supone para los Estados y sus ciudadanos.

Las ayudas para incentivar la eficiencia energética serán un instrumento clave en el futuro.